Una sesión fotográfica de compromiso posee de un gran magnetismo, por todos los sentimientos que pueden aflorar. El amor y el carisma de los novios logra que el ambiente adquiera una atmósfera muy amable y tierna. Eso es lo que espera registrar el fotógrafo profesional. 

Ahora conocerás tres consejos claves para que ese registro fotográfico sea excelente y merezca pasar a la posteridad:

Olvidarse del trabajo que realiza el fotógrafo profesional 

Permite que la situación fluya, no intentes forzar las emociones, porque entonces el resultado se verá sobreactuado. Enfócate en crear una conexión con tu pareja, mirándola intensamente a sus ojos y recordando los episodios más bonitos de su relación. 

Intenta todo lo que puedas por ignorar al fotógrafo, para que sea él quien logre captar la emoción en la imagen. Déjalo hacer tu trabajo a medida que le permites ingresar en esos instantes de privacidad. 

No tener miedo a ser cursi 

Por lo mismo, déjate llevar por la inspiración y no tengas miedo a ser cursi. ¿Ser cursi no hará que el contenido se vea forzado? No: todo lo contrario. Lo que logrará es que la creatividad fluya y esa inocencia infantil que palpita en cada uno de nosotros sea más notable. Así, el resultado será mucho más sensible. 

Deja que la química sexual fluya

No dejes de mirar a los ojos a tu pareja, para permitir que se establezca ese nexo. Si te invade el chispeante deseo de hacerle el amor y otorgarle toda la felicidad que tu pareja se merece, no retengas ese sentimiento. Libéralo, suéltalo, déjalo que se esparza en la atmósfera.

No solo se lograrán captar imágenes fascinantes, sino también será un momento increíblemente inolvidable para ti y para tu pareja. 

Es tiempo de que hablemos, deja tus datos y vamos a contactarte!!

Nombre
E-mail
Teléfono
Dirección
Servicio que le interesa
¡El formulario ha sido enviado con éxito!
Ha habido algún error al enviar el formulario. Vuelva a verificar todos los campos del formulario.
Scroll to Top